Inicio REGIONAL FUND FOR AGRICULTURAL TECHNOLOGY

14894 - Revisión de estrategias para el manejo de la broca del Café (Hypothenemus hampei) para enfrentar las alteraciones climáticas en los sistemas de producción de café de bajura (Coffea canephora), en Panamá, Honduras y Nicaragua.

    Esquema de Cooperación: 
    Convocatoria 2014

    La producción de café se ha visto afectada recientemente por algunas plagas y enfermedades que han afectado sensiblemente los rendimientos y calidad del grano, destacándose la plaga conocida como la Broca del café (Hypothenemus hampei), la cual se ha visto favorecida por las variaciones en las condiciones climáticas, principalmente, por humedad relativa alta e incremento de las precipitaciones, aunado a las deficiencias en el manejo agronómico del cultivo.

    Las especies perennes como el café presentan ciclos anuales regidos por la estacionalidad de los factores climáticos (radiación solar, insolación, temperatura y humedad), factores astronómicos (fotoperiodo) y factores biológicos, como lo son las relaciones entre las plantas y los animales (Lieth, 1974; Ginocchio, 1999; Schwartz, 2003; citados por Villers L; et al, 2009.). Los eventos climáticos como la lluvia y la temperatura y la radiación solar, son los reguladores principales en la floración y del desarrollo del fruto en el cultivo de café (Fournier y Di Stefano, 2004, citados por Villers et al, 2009)

    En el distrito de Capira, provincia de Panamá, en el año 2010, se detectó la presencia de la broca del café (H. hampei), la cual se ha diseminado en toda la región productora, provocando pérdidas de más del 80% de la producción del grano.

    Entre los cultivares de Coffea canephora que se siembran en Panamá, destacan Robusta, robusta mejorada BT-42 y BT-358, Criolla y Caracolillo.

    En Honduras, se cultivan unas 265,751 has. de café. La plaga fue detectada en el año 1977, provocando grandes pérdidas en la producción, iniciándose los esfuerzos para su control, lo que a la fecha ha permitido reducir el impacto de la misma.

    En Nicaragua, existe una superficie de 153,186 hectáreas cultivadas con café, de las especies C. arabica y C. canephora, y el 82% de esta superficie es sembrada en los departamentos de Jinotega, Matagalpa, Nueva Segovia y Madriz. El 72% de esta superficie es cultivada por pequeños productores, que siembran entre 1 y 20 hectáreas, con un nivel bajo de tecnología de producción, y un rendimiento promedio de 13 qq/ha de café en oro para la especie C. arabica y entre 47 y 76 qq/ha. para la especie C. canephora, var Robusta

    El Fin del proyecto es Contribuir a mejorar las condiciones de vida de los productores de café, de Honduras, Nicaragua y Panamá, a través de la disminución del daño provocado por la Broca del café (H.hampei) en los rendimientos de grano de calidad comercial, en los sistemas de agricultura familiar en las zonas productoras de café afectadas por las variaciones climáticas que están incidiendo en el incremento de los niveles poblacionales de la plaga en estos países.

    El Propósito del proyecto es. Contribuir a la reducción del nivel de daño económico en la producción de café de la especie Coffea canephora, en las principales zonas productoras de Honduras, Nicaragua y Panamá, mediante la identificación de los principales problemas técnicos existentes en los sistemas de producción de este rubro, el registro y análisis de la información climatológica para identificar de manera específica las variaciones climáticas experimentadas en la región en los últimos años, que están afectando, tanto la fenología del cultivo como el comportamiento de la plaga, y permitan revisar y evaluar la tecnología disponible para el Manejo Integrado de la Broca (MIB), y hacer los ajustes necesarios para mejorar la eficiencia de las estrategias que se ejecutan actualmente para el control de la plaga.

    El proyecto propone la revisión de las estrategias actualmente ejecutadas en los programas MIB, las cuales han visto disminuida su efectividad producto de los cambios inducidos, tanto en la fenología del cultivo como del comportamiento de la plaga , como resultado de las variaciones climáticas experimentadas en la región Centroamericana y Panamá.

    Las actividades propuestas en el proyecto se sitúan como Innovaciones incrementales, que buscan producir cambios en tecnologías ya existentes para mejorarlas, pero sin alterar sus características fundamentales, correspondiendo a mejoras en los procesos productivos existentes, mediante la implementación de metodologías de “Aprender haciendo” y “Aprender usando”.

    En vista que los países que forman parte del consorcio que ejecuta el proyecto, existen actualmente programas de MIB, liderados por las instituciones responsables de la transferencia tecnológica en el cultivo en cada país, el involucramiento de estas organizaciones y de los líderes de las de los grupos de productores en las localidades participantes, y la metodología participativa propuesta por el proyecto para la ejecución de las actividades, garantiza la continuidad de la implementación de las innovaciones generadas en el proyecto.

    Organizacion Pais Investigador Responsabilidad
    Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá PA Omar Alfaro MSc Organismo Ejecutor
    Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria HN Ing. José Misael Espinoza Portillo Organismo Co-ejecutor
    Instituto Nicaraguense de Tecnología Agropecuaria NI Ing. Jorge Ilich Bolaños Taleno Organismo Co-ejecutor

    Fuente de financiamiento

    Origen del Recurso US $
    Fontagro 200,000.00
    Contrapartida 300,000.00

    Plazo ejecución

    Jue, 12/11/2014
    Sáb, 11/25/2017
    Mié, 09/12/2018
    designed by anden solutions.