Inicio REGIONAL FUND FOR AGRICULTURAL TECHNOLOGY

Maiz

    Adaptación del maíz y el fríjol al cambio climático en Centroamérica y República Dominicana: Una herramienta para mitigar la pobrezaaaaaa

    ID: 
    1795
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Adaptación del maíz y fríjol
    Numero de Proyecto: 
    FTG-1795/09
    Convenio ID: 
    ATN/KP-12193-RG
    Resumen Ejecutivo: 

    La región es el centro de origen del maíz y del frijol común, los cuales constituyen el principal sustento alimenticio y tienen incidencia directa en la seguridad alimentaria y el ingreso de las poblaciones rurales. En términos de consumo, el maíz es el tercer producto más importante a nivel mundial, después del arroz y el trigo. Dado su alto contenido de proteínas, el frijol complementa muy bien la dieta familiar. La estructura de producción de estos cultivos se da en un marco de agricultura familiar y por ende la amenaza del cambio climático es una preocupación adicional. El área de maíz no muestra fluctuaciones significativas y las sequias e inundaciones han dificultado su expansión.

    Con relación al frijol, los agricultores incorporaron -durante los últimos años nuevas áreas incentivados por los altos precios, sin embargo el exceso o escasez de lluvias en momentos críticos generó pérdidas para muchos de ellos. Lo anterior sumado a una demanda creciente presionó el alza de precios a partir del 2008.

    La variabilidad climática ha conducido a sequías tempranas al inicio de los ciclos de siembra, lluvias más intensas en algunos períodos de cultivo y la aparición de enfermedades y plagas con impactos negativos en productividad y seguridad alimentaria.

    Afortunadamente la región es rica en diversidad genética, lo cual provee la base para la selección, mejoramiento y evaluación de nuevas variedades. Para el maíz los protocolos para la selección del germoplasma y su posterior entrega a los productores son los siguientes:

    • Introducción y cruzamiento (hibridación);
    • Generación de poblaciones; 
    • Selección y evaluación de individuos, poblaciones y genotipos elite; 
    • Validación y distribución de nuevas variedades o híbridos potenciales; 
    • Mantenimiento de semilla de parentales o genética de variedad; y 
    • Evaluación de la adopción de nuevos genotipos.

    El Programa de Investigaciones en Frijol (PIF) gestado por El Zamorano en colaboración con el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), las Universidades de Puerto Rico, Nebraska, Michigan y Pennsylvania, a través del Programa Dry Grain Pulses o CRSP, ha generado líneas mejoradas de frijol tipo mesoamericano (rojo y negro pequeño) desde el año 1996. Por su parte, la Universidad de Puerto Rico ha desarrollado líneas mejoradas de grano grande tipo andino, que se cultivan principalmente en Panamá y El Caribe. Estas líneas mejoradas han sido distribuidas a los INIA a través de viveros y ensayos regionales (SISTEVER), bajo la responsabilidad de Zamorano y el apoyo del CIAT.

    La generación de nuevas prioriza resistencia a los virus del mosaico común y mosaico dorado amarillo del frijol, así como resistencia a mustia hilachosa, bacteriosis común y mancha angular. Además, en los últimos 10 años, se han hecho esfuerzos para mejorar la tolerancia a factores abióticos, principalmente sequía y condiciones de baja fertilidad de los suelos, así como adaptación a zonas bajas y tolerancia a altas temperaturas. Estos enfoques proveen una base para la búsqueda de soluciones a los efectos e impactos esperados del cambio climático.

    Investigaciones recientes1, incluyendo estudios de modelación, señalan que el impacto del calentamiento global podría causar disminuciones significativas en el rendimiento de los cultivos de maíz y frijol en los próximos treinta años: Un incremento de 1º C en la temperatura podría generar un 5% de pérdidas; mientras que un incremento de 2º C produciría una pérdida del 20% en Centro América. Bajo ese contexto, la identificación de material genético con capacidad de adaptación y resistencia a plagas y enfermedades se es una prioridad urgente.

    Una limitación importante para investigación e innovación es la escasez de recursos financieros y humanos. En una encuesta2 informal reciente, diseñada por SECCI, RND y FONTAGRO y dirigida a los institutos nacionales de investigación de América Central y República Dominicana, se evidenció que no existen estrategias consolidadas para cambio climático, que las acciones existentes tienden a ser puntuales y dispersas, que existe una similitud de necesidades y vulnerabilidades compartidas en los diferentes países y que es apropiado un esfuerzo conjunto de carácter regional.

    Leer MásMostrar Menos
    Firma del Convenio: 
    08/27/2010
    Fecha de Finalización: 
    Mar, 08/27/2013
    Ultimo Desembolso: 
    Lun, 01/27/2014
    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    No
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Nombre del Investigador Principal: 
    Nevio Bonilla
    Nombre de la máxima autoridad de esta institución: 
    Francisco Enciso
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Nombre del Investigador Líder: 
    Países Red SICTA
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    320.000
    Recursos de contrapartida US $: 
    378.722
    Monto total estimado US $: 
    698.722

    Estrategia de Innovación Tecnológica para Mejorar la Productividad y Competitividad de Cadenas Producto para Centroamérica y República Dominicanaaaaaa

    ID: 
    1794
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Cadenas producto para Centroamérica y República Dominicana
    Numero de Proyecto: 
    FTG-1794/09
    Convenio ID: 
    ATN/OC-12302-RG
    Resumen Ejecutivo: 

    La productividad, competitividad, seguridad alimentaria y nutrición son temas que están marcando la agenda de muchos países localizados en la franja tropical, debido en buena parte a la volatilidad de precios de los alimentos que afectan la economía nacional y regional. Los precios de insumos y productos agrícolas, con altibajos, continúan experimentando una fuerte aceleración, por encima de la tendencia mostrada desde los inicios de la presente década, impactando el costo de los alimentos en Centroamérica y República Dominicana.

    En Centroamérica, el Informe Estado de la Región en Desarrollo Humano Sostenible 2008 señala abundancia de tierras fértiles y tradición agrícola, pero también inserción comercial débil en la economía mundial en los últimos 20 años. En este marco, la seguridad alimentaria y nutricional es frágil, lo que aunado al incremento de los precios de los alimentos genera un panorama regional de vulnerabilidad. Seis de los ocho países incluidos en esta CT muestran índices globales de hambre de moderado a serio, con base en estudios muy recientes del IFPRI .

    El panorama es más preocupante si se considera la dependencia en la importación de alimentos los cuales también muestran tendencia a la alza. A pesar de que las actividades productivas son el principal eje económico regional, la situación es muy desigual, siendo el sector de granos básicos el que presenta atrasos más considerables. Según datos de ASTI (IFPRI, 2008), la región Centroamericana se ubica por debajo de los $100 millones en gasto público dedicado a la innovación e investigación en tecnologías agrícolas, lo que -aunado a la baja inversión del sector privado- limita el fomento de la productividad y el fortalecimiento agropecuario.

    En el caso de República Dominicana, el Banco Mundial ha identificado una inflación considerable en los precios de los alimentos básicos, lo que pone en peligro los componentes de la seguridad alimentaria en el país. El INCAP (2008), ha determinado que el incremento de los precios, puede llevar a 2 millones de dominicanos a condiciones de indigencia.

    Como corolario de esta situación, el costo de la canasta básica aumentó 21% en Costa Rica, 8% en Panamá y 68,4% en Nicaragua, y 68,9% en Honduras entre el año 2000 y el 2008, (Estado de la Región en Desarrollo Sostenible, 2008).

    Para las familias con bajos ingresos, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) indica que el alza en los precios ha generado una disminución en el consumo de alimentos para el período 2006-2007: En El Salvador de 10,9%, en Guatemala 6,4%, en Honduras de un 12,8% y en Nicaragua de 26,7%, esto afecta el ya limitado acceso a productos alimenticios de la población más vulnerable. Según la CEPAL, de una población total de 32,8 millones de personas en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, aproximadamente 6,8 millones de ellas (20,8% de la población total) se encontraban en situación de subalimentación antes de la crisis del alza de los precios de los alimentos de 2008.

    Para Centroamérica y República Dominicana, la realidad descrita puede poner en retroceso algunos avances sociales que se han alcanzado con dificultad. La situación genera retos importantes y constituye un llamado para los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y la cooperación internacional para identificar y ejecutar urgentemente medidas integrales para superar la crisis (PMA, 2008).

    En foros políticos y técnicos de la subregión se ha hecho énfasis en la necesidad de adoptar el enfoque de cadenas de valor como herramienta estratégica, así como la necesidad urgente de aumentar la productividad y competitividad de los principales rubros alimenticios, fortalecer el comercio regional y los flujos de información entre países. Las ventajas del enfoque de cadenas de valor son bien reconocidas: Cooperación entre sectores público y privado, énfasis en redes, economías de escala y comercio, orientación al segmento de la agricultura de pequeña escala y por ende consideración de factores críticos de carácter social, económico y ambiental.

    En conclusión, la crisis evidencia el precario equilibrio de la seguridad alimentaria y nutricional de los estratos más pobres y la interdependencia compleja con la economía mundial. Adicionalmente pone en evidencia la necesidad de fortalecer el sector; elevar el financiamiento estratégico para la producción de alimentos, en especial granos básicos; reforzar los sistemas de tecnología y la asistencia técnica pública y privada al productor; y desarrollar políticas de seguimiento al mercado interno y protección a los grupos vulnerables (BCIE, 2008).

    Leer MásMostrar Menos
    Firma del Convenio: 
    12/20/2010
    Fecha de Finalización: 
    Vie, 12/20/2013
    Ultimo Desembolso: 
    Vie, 06/20/2014
    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    No
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Nombre del Investigador Principal: 
    Miguel Ángel Martínez Ramos
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Nombre del Investigador Líder: 
    Países Red SICTA
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    1.000.000
    Recursos de contrapartida US $: 
    533.458
    Monto total estimado US $: 
    1.533.458

    Mejoramiento de la nutrición humana en comunidades pobres de América Latina utilizando maíz (qpm) y frijol común biofortificado con micronutrientesaaaaa

    ID: 
    05
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Maíz y fríjol biofortificados con micronutrientes
    Numero de Proyecto: 
    FTG-05/03
    Convenio ID: 
    FTG/RF-0305-RG
    Resumen Ejecutivo: 

    Más de mil millones de personas en el mundo viven en un estado de pobreza extrema y las deficiencias nutricionales continúan afectando la salud, el desarrollo corporal, la inteligencia y las capacidades productivas de la población de escasos recursos económicos de muchos países de Asia, Africa y América Latina. Entre las posibles soluciones a la deficiencia de proteína y de otros nutrientes se encuentran las alternativas basadas en el mejoramiento genético de algunos cultivos, la cual permite ser una estrategia a largo plazo de menor costo que el de suministrar suplementos vitamínicos y minerales o el de fortificar los alimentos mediante procedimientos industriales en posproducción.

    En los últimos años los Centros Internacionales de Investigación Agrícola agrupados en el CGIAR, vienen obteniendo mediante diferentes métodos de mejoramiento genético, resultados exitosos en el aumento de proteínas, vitaminas y minerales en cultivos como maíz, trigo, arroz y fríjol.

    Se tiene avances sobresalientes por parte del Centro Internacional para la Investigación en maíz y trigo (CIMMYT), en la obtención de híbridos y variedades de maíz, (Quality Protein Maize - QPM), de mejor calidad de proteina. Por parte del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), se han identificado los mecanismos para aumentar el contenido de hierro y zinc en el grano de fríjol común, mejorar el contenido de los aminoácidos azufrados que sirven de promotores de absorción y reducir la actividad de los taninos como antinutriente.

    Esta propuesta de investigación busca a partir de la agrobiodiversidad local, evaluar y producir nuevos materiales de maíz y fríjol de alto contenido de minerales y proteinas por mejoramiento genético como alternativa para mejorar la nutrición de comunidades pobres del sector urbano y rural de Bolivia, Colombia y Venezuela. Para su ejecución se contará con un equipo multidisciplinario de médicos, nutricionistas, trabajadores sociales, mejoradores y agrónomos de seis instituciones y la asesoría de centros de investigación y universidades de Colombia, Estados Unidos y Australia especializados en el tema de la nutrición y el mejoramiento genético.

    Los resultados incluyen variedades de maíz y fríjol común, más nutritivos, adaptados a las condiciones de cultivo de clima y suelo de cada región, metodologías de mejoramiento para aplicar estos resultados a otras variedades en otras regiones; un sistema de promoción y mercadeo para promover variedades que han sido mejoradas en términos nutricionales y personal capacitado en el uso de estas metodologías. También se obtendrán modelos que permitan evaluar los materiales biofortificados y estudios que nos evalúen los cambios clínicos en niños preescolares, al incorporar en su dieta fríjol biofortificado con hierro y zinc y maíz con alta calidad proteica.

    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    No
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Nombre de la Organización Líder del consorcio: 
    Nombre del Investigador Principal: 
    Matthew Blair, PhD.
    Nombre de la máxima autoridad de esta institución: 
    Ruben G. Echeverría
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Nombre del Investigador Líder: 
    José M Restrepo
    Cargo del Investigador Líder: 
    Director General
    Nombre del Organismo Co-ejecutor: 
    Nombre del Investigador Líder: 
    Alberto Pradilla, PhD
    Cargo del Investigador Líder: 
    Director Científico de Investigaciones Clínicas
    Nombre del Investigador Líder: 
    Gonzalo Ávila, PhD
    Cargo del Investigador Líder: 
    Especialista en genética aplicada
    Nombre del Investigador Líder: 
    Juan Ortubé
    Cargo del Investigador Líder: 
    Director del Nacional de Leguminosas Alimenticias de Grano
    Nombre del Investigador Líder: 
    María Elena Morros, MS
    Cargo del Investigador Líder: 
    Investigadora de caraota y coordinadora de leguminosas de grano a nivel nacional
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    500.000
    Recursos de contrapartida US $: 
    350.000
    Monto total estimado US $: 
    850.000
    Notas: 

    Resistencia genética de maíces a insectos y enfermedades en ambientes tropicales de América del Suraaaaa

    ID: 
    42
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Maíz, resistencia genética e insectos
    Numero de Proyecto: 
    FTG-42/98
    Convenio ID: 
    ATN/SF6486-RG
    Resumen Ejecutivo: 

    En los últimos 10 años, la población de América del Sur ha aumentado de aproximadamente 260 millones (M) a 310 M de habitantes. En la mayoría de estos países, el maíz es el alimento básico, proporcionando el 10% de proteína y 8% de los requerimientos de energía en la dieta. También en los últimos 10 años, la producción de maíz en países de América del Sur se ha incrementado de 35 M a 38 M de toneladas (CIMMYT, 1994), un incremento del 1.8% anual, aun insuficiente para abastecer una demanda que se incrementa con una tasa de crecimiento del 4% anual.

    Los promedios de producción por unidad de superficie logrados por Argentina y Brasil superiores a las 3.5 t/ha, son altos comparados con la media lograda en el resto de los países de la región con 1.6 t/ha. Estos altos rendimientos pueden ser debidos al uso de mejor tecnología incluyendo semilla de cultivares mejorados, aplicación de insumos agrícolas, etc. Sin embargo, en todos los países existen algunos problemas comunes que limitan la producción de maíz, incluyendo suelos ácidos y una mayor incidencia de varios problemas de origen biótico y abiótico.

    La mayor cantidad del maíz producido en América del Sur es en condiciones de trópico húmedo, caracterizado por la abundancia de suelos ácidos. Estos suelos son poco productivos y la mayoría de las variedades disponibles tienen bajos rendimientos cuando se siembran en estas condiciones. Además del estrés causado por la acidez del suelo al cultivo del maíz, los estreses bióticos (insectos y enfermedades) también afectan la productividad del cultivo. Recientemente, se ha documentado en la región un aumento en la incidencia de ciertas plagas que afectan seriamente la producción de maíz, incluyendo al gusano cogollero (Spodoptera frugiperda Smith) y enfermedades como la roya de polysora (Puccinia polysora Underw.), la mancha foliar de phaeosphaeria (Phaeosphaeria maydis (Henn) Rane, Payak y Renfro), el complejo del achaparramiento, el mosaico de la caña de azúcar (SCMV) y el virus del rayado fino (MRFV).

    Desafortunadamente, la información referente a la incidencia, distribución y daño económico causado por estos problemas en los países de América del Sur, es limitada. Por tanto, es necesario estudiar la distribución de estas plagas y evaluar el daño que causan a la producción de maíz. En vista de que estos problemas estén reportados en todos esos países, se ha sugerido que una actividad colaborativa pueda ser benéfica a todos ellos, con una visión a encontrar soluciones en base regional, incluyendo el desarrollo de germoplasma de maíz resistente a estos problemas. Después de varios años de investigación, se han desarrollado poblaciones de máiz adaptadas a las condiciones de la región y con una amplia base genética (Granados, et al., 1995; Magnavaca et al., 1995; Pandey et al., 1995). La estrategia a seguir sería la incorporación de resistencia a las plagas mencionadas en germoplasma ya disponible con niveles adecuados de tolerancia a suelos ácidos. La resistencia múltiple a estreses bióticos y abióticos puede, en mucho, contribuir a la sostenibilidad del cultivo del maíz, al que sería necesario añadir un mínimo de insumos agrícolas. En caso de enfermedades virales, los Laboratorios de Virología del CNPMS y del CIAT han ofrecido proporcionar apoyo en los diagnósticos de enfermedades virosas y entrenar jóvenes científicos de la región. CIMMYT y CNPMS pueden contribuir con su germoplasma mejorado de maíz y con la infraestructura necesaria para la ejecución de este proyecto. Todos los países de la región se han comprometido a participar contribuyendo con facilidades disponibles en campos experimentales, necesarias cuando se inicie el proceso de selección a los problemas mencionados.

    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    Seguimiento técnico final
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    350.000

    Zonas competitivas de producción sostenible de maíz en América Centralaaaaa

    ID: 
    13
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Maíz, zonas competitivas
    Numero de Proyecto: 
    FTG-13/98
    Convenio ID: 
    ATN/SF6486-RG
    Resumen Ejecutivo: 

    La importancia del maíz en la producción y consumo de alimentos básicos en la región centroamericana es ampliamente conocida y documentada Asimismo, el maíz recibe en la región una relativamente importante asignación de recursos para la investigación y extensión (Morris et al. 1992). La identificación de zonas con potencial de producción de maíz en forma competitiva y sostenible proporciona una herramienta para la toma de decisiones y el diseño de políticas relacionadas con el establecimiento de prioridades y la asignación de recursos en investigación y extensión, y la promoción del cultivo en zonas más o menos competitivas. Una vez identificadas las zonas, esta información puede ser utilizada para el diseño de políticas diferenciadas: una dirigida a promover la eficiencia económica privada y social, otra dirigida a fomentar la equidad (sector campesino y de laderas) y ambas con objetivos de conservación o mejora de la base de recursos. Complementariamente, es necesario evaluar privada, social y ambientalmente las tecnologías de producción de maíz para que la eficiencia económica privada de las zonas a ser identificadas no se logre a costa de sacrificios sociales y ambientales. Para garantizar esto la tecnología a ser utilizada en la producción de maíz en las zonas debe ser evaluada desde los tres puntos de vista: 1) privado, buscando mayor rentabilidad para la unidad de producción; 2) social, teniendo en cuenta las distorsiones del mercado por las políticas; y 3) ambiental, cuidando los efectos de largo plazo, tales como valoración de recursos naturales, equidad (tasas de descuento, género, salud y nutrición) y algunos efectos fuera de la finca.

    El objetivo general del proyecto es de contribuir a la asignación eficiente de recursos para la investigación y extensión agropecuaria en América Central y el objetivo específico de identificar zonas en los países de la región centroamericana con potencial para lograr altos niveles de productividad de maíz de una manera competitiva y sostenible mediante un conjunto de tecnologías y políticas apropiadas.

    Los resultados pueden resumirse de la siguiente manera.

    -Identificación y caracterización de las zonas de producción competitiva y sostenible de máiz en la región, y de las tecnologías de producción de maíz actuales y posibles en estas zonas;

    -Identificación de un conjunto de recomendaciones de política para estimular los cambios técnicos convenientes desde los puntos de vista privado (mayor o igual rentabilidad para la unidad de producción), social (mayor o igual eficiencia económica social) y ambiental (mejora o conservación de la base de recursos);

    -Desarrollo de nuevas metodologías para evaluar las ventajas y desventajas del uso de ciertas zonas de producción, de tecnologías alternativas, y/o de políticas agrícolas, según criterios simultáneos de competitividad y sostenibilidad.

    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    No
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Nombre del Investigador Principal: 
    Gustavo Saín
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    250.000

    Generación y validación de variedades de maíz tolerantes a sequía como medio de estabilizar productividad y disminuir el daño por micotoxinas como consecuencia del cambio climáticoaaaaa

    ID: 
    8028
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Maíz tolerante a sequía
    Numero de Proyecto: 
    FTG-8028/08
    Convenio ID: 
    CGIAR
    Resumen Ejecutivo: 

    El maíz es una fuente de nutrición sumamente importante en los trópicos bajos de América Latina, pues aporta hasta un 40% de las proteínas y el 50% de las calorías en las dietas de algunos países centroamericanos, donde la desnutrición inhabilita a casi la mitad de su población infantil menor de cinco años. El maíz se siembra en mas de 4.0 millones de hectáreas en Centroamérica, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador y Bolivia, con un rendimiento promedio de aproximadamente 2.5 t ha-1. El cultivo se produce mayormente en zonas de ladera de los trópicos bajos, en suelos con poca fertilidad, poco profundos y con escasa capacidad de retención de humedad. Esto contribuye a que existan sequías prolongadas que causan pérdidas de maíz estimadas hasta en 35%. El maíz en los trópicos bajos es mayormente producido por pequeños agricultores, quienes generalmente cultivan menos de 1 ha. Estos agricultores no tienen acceso a riego y suelen sufrir graves pérdidas por la falta de agua y por daños causados por enfermedades.

    Según la FAO, más de 8.6 millones de habitantes viven en zonas rurales denominadas el “Corredor Seco” donde suele haber pérdidas totales del cultivo y escasez de alimentos. Lo más afectados por el hecho de vivir en el “Corredor Seco” son los niños de menos de cinco años, pues están expuestos a la desnutrición, la cual conduce a la disminución del crecimiento físico e intelectual. La desnutrición crónica afecta al 23% de la población de El Salvador, el 33% de la de Nicaragua, 38% de la de Honduras y el 48% de la de Guatemala. Estadísticas emitidas por FAO y por los programas nacionales de investigación señalan que la demanda por maíz aumentará en la región. El cambio climático dificultará el poder satisfacer esta demanda y hay muchas pruebas científicas que pronostican un aumento de temperatura, disminución de la precipitación pluvial y un incremento en los eventos climáticos extremos en partes de América Central y América del Sur.

    Es casi seguro que estas condiciones reducirán la producción de maíz en las zonas tropicales de América Latina e incrementarán la incidencia de enfermedades del maíz, en especial las pudriciones de mazorca causadas por Aspergillus flavus y Fusarium verticillioides, hongos que son favorecidos por las altas temperaturas y la sequía, y que contaminan el grano de maíz con micotoxinas, incluyendo aflatoxinas y fumonicinas. Las micotoxinas son sustancias químicas altamente tóxicas producidas por hongos toxígenos que se dan en el maíz y el maní (cacahuate). Tienen efectos negativos en la salud humana y animal, como la inmunodepresión, una mayor incidencia y severidad de enfermedades infecciosas, cáncer, defectos congénitos y retraso del crecimiento infantil. Además, son las causantes de pérdidas económicas graves en los países en desarrollo como consecuencia de las pérdidas de ganado y de la producción de pollos. En condiciones favorables, los hongos Fusarium y Aspergillus colonizan el maíz de forma endofítica, sin causar síntomas. Sin embargo, cuando las plantas padecen estrés por sequía, deficiencias de nutrientes y altas temperaturas, estos hongos producen grandes cantidades de micotoxinas. Las proyecciones en materia del cambio climático sugieren que habrá una mayor frecuencia de sequía y altas temperaturas que probablemente aumenten el estrés que padecen las plantas y, en consecuencia, la producción de micotoxinas. Por tanto, este proyecto combinará la tolerancia a sequía con la resistencia a F. verticillioides y A. flavus, para generar variedades de maíz que sufrirán menos por la sequía y que por tanto tienen una acumulación reducida de micotoxinas. Estas variedades serán desarrolladas combinando la tolerancia a sequía y la resistencia a pudrición de mazorca de donadores del CIMMYT que fueron generados después de años de selección en ambientes con estrés, con el comportamiento agronómico superior de las líneas puras generadas en el CIMMYT y ampliamente sembradas en el trópico bajo de América Latina. Se discriminará por sequía en un ambiente con estrés controlado en México y en un nuevo sitio experimental en la región que se localizará en una estación experimental del INIA, en la costa de Perú.

    Al final de tres años, este proyecto habrá generado por lo menos dos variedades de grano amarillo y dos de grano blanco que combinan el alto potencial de rendimiento con la tolerancia a sequía y la resistencia a A. flavus y F. verticillioides y con una reducida acumulación de micotoxinas, lo cual contribuirá a lograr la seguridad alimentaria a pesar del cambio climático. Además, este proyecto pondrá a disposición de los investigadores las herramientas, técnicas y metodologías aplicadas en el desarrollo de variedades de maíz con tolerancia a sequía, resistencia a pudrición de mazorca y acumulación reducida de micotoxinas. Un nivel menor de contaminación por micotoxinas incrementará la competitividad del maíz en los mercados nacionales e internacionales, y aumentará los ingresos de los pequeños productores. Como consecuencia del proyecto se generará una red de trabajo para desarrollar variedades e híbridos resistentes a sequía y micotoxinas apoyados de modernas herramientas para identificar germoplasma de maíz resistente a micotoxinas. Adicionalmente, el proyecto servirá para crear conciencia en los productores y consumidores del daño que producen las micotoxinas y así proteger la salud.

    Un consorcio de investigadores provenientes de los países participantes colaborará con el CIMMYT para (i) evaluar e identificar maíz tolerante a sequía y resistente a pudrición de mazorca y con reducida acumulación de micotoxinas; (ii) generar poblaciones de materiales que combinen estas tres características; (iii) incrementar la semilla de poblaciones prometedoras y establecer ensayos en campo manejados por agricultores para la evaluación participativa de variedades promisorias; (iv) ensayar y validar la eficacia de los reactivos basados en la PCR para detectar A. flavus y F. verticillioides en planta; (v) utilizar ELISA para detectar y cuantificar micotoxinas en grano; (vi) fortalecer la capacidad de los participantes y estudiantes en el uso de metodologías para evaluar y desarrollar variedades con las características ya descritas; y (vii) elaborar hojas informativas sobre la producción de semilla y las implicaciones para la salud de la contaminación por micotoxinas y los métodos para reducirla. Además, los resultados serán diseminados a un gran número de investigadores de maíz mediante la asistencia y presentación en talleres, y la divulgación a través de Internet. Productos generados por CIMMYT son manejado bajo El ACUERDO NORMALIZADO DE TRANSFERENCIA DE MATERIAL (ver http://www.cimmyt.org/english/wp... ó ftp://ftp.fao.org/ag/cgrfa/it/IT...) aplicará sobre todo germoplasma transferido por el CIMMYT, sea o no producto de investigación financiada por el Consorcio. Entonces, todos los productos de esta investigación sean disponibles a todos los países y grupos interesados, dado en América Latina como en África y Asia, donde problemas de sequía y contaminación con micotoxinas son granes problemas en producción de maíz.

    El proyecto se completará en tres años con un aporte de FONTAGRO de US$ 492,750; los países miembros del consorcio aportarían US$ 310,000 y los organismos internacionales y regionales que actúan como consultores y ejecutores del proyecto, US$ 230,000, lo cual suma un total de US$ 1032,750.

    Leer MásMostrar Menos
    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    No
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Nombre del Investigador Principal: 
    George Mahuku
    Nombre de la máxima autoridad de esta institución: 
    Peter Ninnes, Executive Research Officer
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Nombre del Investigador Líder: 
    Pedro Hugo Injante
    Cargo del Investigador Líder: 
    Mejorador
    Nombre del Investigador Líder: 
    Sergio Luis Mejía
    Cargo del Investigador Líder: 
    Investigador en maís y forrajes
    Nombre del Investigador Líder: 
    Leopoldo Alvarado
    Cargo del Investigador Líder: 
    Director del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología Agroalimentaria
    Nombre del Investigador Líder: 
    Francisco Alberto Espinoza
    Cargo del Investigador Líder: 
    Mejorador
    Nombre del Investigador Líder: 
    Román Gordón Mendoza
    Cargo del Investigador Líder: 
    Investigador, Coordinador Proyecto Maíz
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    492.750
    Recursos de contrapartida US $: 
    250.000
    Monto total estimado US $: 
    972.750
    Notas: 
    Convenio GCIAR

    Mitigar el efecto de altas temperaturas en la productividad de maízaaaaa

    ID: 
    8031
    Esquema de Cooperación: 
    Titulo Corto: 
    Altas temperaturas en maíz
    Numero de Proyecto: 
    FTG-8031/08
    Convenio ID: 
    FTG/RF-0822-RG
    Resumen Ejecutivo: 

    De todos los cambios ambientales asociados al cambio climático el más evidente es el aumento en las temperaturas a las que los cultivos serán expuestos. Esto puede afectar negativamente la productividad de maíz en Latinoamérica. En este cultivo la sensibilidad del rendimiento a un estrés abiótico como la temperatura (sola o asociada al estrés hídrico o de nutrientes) es generalmente mucho mayor si el estrés ocurre durante el período alrededor de la floración (lo que determina el número de granos por planta) o durante el llenado de los granos (que afecta el peso final de los granos). Así eventos de elevadas temperaturas (tanto las mayores temperaturas medias como la ocurrencia de “golpes de calor” perjudicarán los dos principales componentes del rendimiento: el número de granos por unidad de área, principal componente agronómico del rendimiento, y el peso medio de los granos (que, a diferencia de otros cultivos, en el caso de maíz parece ser muy sensible a reducciones en la disponibilidad de recursos durante post-floración). Sin embargo las causas fisiológicas que generan estas penalidades a la productividad no han sido claramente dilucidadas, como tampoco ha sido determinada la variabilidad genotípica que podría ser de utilidad en este contexto en programas de mejora o las prácticas culturales derivadas de un mejor conocimiento de la fisiología de la tolerancia a las altas temperaturas. 

    En este proyecto tiene como primer objetivo determinar variabilidad genotípica tanto en el número de granos como en su peso frente a eventos de altas temperaturas, y dilucidaremos el origen fisiológico de las mismas. Esta variabilidad se estudiaría a dos niveles: fenotípica, con ensayos de campo de diferente nivel de complejidad y la evaluación de dos amplias colecciones de genotipos (criollos e híbridos), y a nivel genotípico con estudios mediante marcadores moleculares (sólo en la colección de criollos) para determinar diversidad genética a la vez que determinar QTL asociados con tolerancia a elevadas temperaturas y estreses abióticos relacionados. Un objetivo complementario de los estudios fenotípicos es determinar criterios indirectos que faciliten la selección a la vez que definir índices de selección combinando los criterios indirectos mas adecuados. 

    Un segundo objetivo es el manejo de cultivos donde cuantificaremos en qué medida la economía del N puede jugar un rol en la determinación de la susceptibilidad del número de granos a elevadas temperaturas. También se estudiará en que medida la limitación del efecto del etileno mediante la aplicación de un inhibidor de su acción (1-MCP) mejora el rendimiento. El objetivo último de esta segunda parte es poder formular prácticas de manejo de maíz de bajo coste que puedan mitigar el aumento de la temperatura. 

    Esta propuesta tiene como tercer y ultimo objetivo diseminar los resultados científicos que se alcancen en el proyecto a una amplio espectro de agentes sociales: agricultores y mejoradores de compañías privadas de la región, así como NARS y el resto de la comunidad científica interesada.

    Página Web del proyecto: http://www.meatmaiz.udl.cat/es/

    Firma del Convenio: 
    06/10/2009
    Fecha de Finalización: 
    Dom, 06/10/2012
    Ultimo Desembolso: 
    Lun, 12/10/2012
    Sistema rotativo: 
    No
    Informes
    Seguimiento técnico final: 
    No
    Informe financiero final: 
    No
    Organismo ejecutor líder del consorcio
    Nombre de la Organización Líder del consorcio: 
    Nombre del Investigador Principal: 
    Gustavo A. Slafer
    Nombre de la máxima autoridad de esta institución: 
    Ana M. PELACHO AJA, Vicerrectora de Investigación
    Integrantes del consorcio (Organismos co-ejecutores)
    Nombre del Investigador Líder: 
    José Luis Araus
    Cargo del Investigador Líder: 
    Fisiología de Maíz
    Nombre del Investigador Líder: 
    María Elena Otegui
    Cargo del Investigador Líder: 
    Profesora Asociada
    Integrantes de Organismos Asociados
    Investigadores Principales
    Investigador Principal: 
    Investigadores
    Monto solicitado a FONTAGRO y los aportes de contrapartida
    Recursos FONTAGRO US $: 
    500.000
    Recursos de contrapartida US $: 
    793.888
    Monto total estimado US $: 
    1.293.888
    Notas: 
    Página Web del proyecto: <a href="http://www.meatmaiz.udl.cat/es/">http://www.meatmaiz.udl.cat/es/</a>
    Distribuir contenido
    designed by anden solutions.